Limpiar el horno

Horno

Que difícil es en muchas ocasiones tener que limpiar el horno, y mas cuando te has tirado un montón de horas cocinando y no te apetece nada ponerte a tener que limpiarlo a fondo. Te encendemos, a nosotros también nos pasa.

Pero claro, en algún momento habrá que limpiarlo a fondo, porque esta claro, que limpiarlo después de cocinar se limpia, pero no tan a fondo como para que parezca que lo hayas comprado ayer mismo.

Es cierto que hay hornos mas sucios y hornos menos sucios, nosotros a qui te contaremos que pasos debes seguir, la diferencia entre uno mas sucio y otro menos, será el tiempo que deberás invertir en cada uno de ellos, esa será la gran diferencia.

Aquí te vamos a enseñar a como hacer que tu horno vuelva a tener una autentica nueva vida, cuidando y respetando todas sus partes sin dañarlo.

 

Primeros pasos para limpiar el horno.

El tipo de mancha que solemos tener en nuestros hornos, suelen ser manchas que se depositan o bien en la base de nuestro horno, o bien las propias paredes y el en el propio techo. 

Estas machas suelen ser líquidos que sueltan nuestros alimentos a la hora de cocinarlos, provocando que se queden pegados y luego sea muy difícil límpialos. En la foto que veréis a continuación, identificareis rápidamente a lo que nos referimos.

 

Limpiar el horno sucio

 

Utilizaremos un barreño y un desengrasante.

Lo primero que haremos será, llenar un recipiente con agua tibia, un recipiente que puede ser perfectamente un barreño normal de los que solemos tener por casa.

Le echaremos desengrasante del que tengamos por casa, da igual la marca el que mejor nos funcione a cada uno de nosotros. Lo echaremos junto con el aguas tibia al barreño que hemos mencionado anteriormente y con la ayuda de una esponja que no raye, es decir, nada de nanas ni de estropajos, solo una esponja.

Empezaremos a ir frotando suavemente muy suave, todo el interior de nuestro horno. Frotaremos paredes, techo, base, todo muy suave sin frotar, solo mojando.

 

manchas difíciles en el horno

 

Pondremos un recipiente con agua hirviendo.

En este paso, lo que haremos será  utilizar un recipiente que sea apto para soportar calor, ya que lo utilizaremos para echarle agua hirviendo en su interior para a continuación introducirlo en el propio horno.

Cerraremos la puerta del horno. Lo que queremos conseguir con esto, es que el propio calor del agua hirviendo que hemos echado en el interior del recipiente apto para el calor, encenderemos el horno y lo pondremos al mínimo de la temperatura que nos permita nuestro horno, recordad al mínimo calor por arriba y por abajo durante 60 minutos. Lo que queremos con esto, es que se genere vapor en el interior del horno y de esa manera, lo que conseguiremos será, reblandecer esas manchas tan incrustadas.

 

Vapor limpiar el horno

Seguiremos con trapo húmedo y limpio.

Una vez trascurridos esos 60 minutos con el horno al mínimo de su temperatura con calor por arriba y por abajo. Procederemos a abrir el horno y sacar el recipiente de agua hirviendo que metimos al principio. Podréis notar como el agua sale ya sucia, de toda la grasa que se ha ido despegando en ese trascurso de tiempo.

Veréis como en el fondo del propio horno, queda un charquito de agua sucia, ese agua, la deberéis recoger con una bayeta húmeda y limpiar todo el agua. Aun quedaran restos, que serán los mas difíciles de quitar, que esos los quitaremos en el siguiente paso que os contamos a continuación. 

 

Bayeta limpia horno

 

Quitar manchas mas duras.

Para este paso lo que haremos será, mezclar en un recipiente bicarbonato y un poco de vinagre blanco, mas o menos por igual. Lo que harás será remover todo bien, para que se mezcle perfectamente los dos componentes.

Una vez hecha la mezcla junto con una esponja de abrasividad media, iras frotando todo el interior del horno haciendo circulos y sin frotar duramente, para evitar que el horno se termine rayando por dentro, cosa que evidentemente no queremos.

 

bicarbonato vinagre horno

 

Después de este proceso que habrá durado aproximadamente alrededor de unos 10 minutos, deberemos cerrar el horno y dejarlo apagado para que el la mezcla del bicarbonato y el vinagre penetren bien en las manchas mas duras de quitar.

Este paso de dejar cerrado el horno con la mezcla en su interior y sin hacer nada mas, deberá durar alrededor de 24 horas, para que se reblandezcan bien. Pasado ese tiempo, podréis ver el horno como ya se han soltado esas manchas.

 

Manchas quitadas del horno

 

Limpiar la mezcla con un trapo.

Una vez pasado ese tiempo que hemos mencionado en el paso anterior, lo que haremos será recoger todo el jabón y la mezcla del vinagre y el bicarbonato con una bayeta húmeda.

Después de recoger todo ese sobrante, el siguiente paso será, con una barreño con agua limpia y una esponja un poco abrasiva, iremos frotando todo el interior del horno, tanto paredes como techo y suelo del horno.

Frotaremos un poquito mas fuerte que las anteriores veces, pero sin llegar a dañar el interior del propio horno, tan solo que notemos que hacemos mas fuerza.

Cuando hayamos terminado y veamos que mas o menos el horno comienza a estar limpio, haremos el siguiente paso que será, utilizar unas gotitas de nuestro desengrasante, el mismo que hemos utilizado en las anteriores veces y volveremos a frotar durante unos minutos mas. Este será nuestro ultimo paso, así que animo gente.

Este es el resultado de todo nuestro proceso de limpieza.

 

Horno ya limpio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *